De coser telas pasé, como el que no quiere la cosa, al collage sobre mis diseños en batik. Otro mundo de la expresión plástica, del que tengo guardadas varias maletas.  Esta fué la introducción a los diseños estampados. “Arabescos” se llamó la exposición que realicé con todo este material enleer más

 A los 18 años, después de algunos pinitos por academias madrileñas, incluida la escuela de Artes y Oficios de la calle de la Palma, fuí a dar con el Taller Villalar, un estudio de dibujo, pintura, y cerámica, que marcó mi vida para siempre. Aquel taller, sus maestras y componentesleer más