Identidad

Valores y precio

Hola a tod@s!,

Algun@s me preguntáis por los precios de los bolsos y faltriqueras, y os parece caro.

Tengo que contaros un poco en que consiste el proceso y el valor de las cosas.

Para empezar, ya os he explicado que me he inspirado en antiguas civilizaciones y en diseñadores de moda actual.

El tejido que compongo es una mezcla de las dos ideas, lo antiguo y lo nuevo. El telar que veis en la imagen, me permite tejer hilo por hilo. Con la técnica, que es bastante compleja, y mi imaginación, puedo crear diseños ORIGINALES.

Luego hay que confeccionar las piezas, A MANO, hechas por separado, coserlas, para que resulte ser … un bolso o una faltriquera, o lo que hayamos proyectado con anticipación. Una labor de DISEÑO ARTESANAL.

Más tarde, viene la operación del MARQUETING, es decir, realizar las fotos, con modelos o no, y publicarlas en la red. Una página web también tiene sus dificultades, su tiempo y sus historias. Hay que invertir cierto tiempo, que no es baladí.

También están los impuestos, el 21% del IVA, si tienes una tienda on-line.

Y para finalizar , están los embalajes y el envío por correo.

No puede salir barato, porque esto no es una producción en serie. Es ARTESANAL. No está hecho en China, con materiales baratos y mano de obra barata. Está hecho en ESPAÑA, con los precios de su mercado.

Además está la intención al crear las cosas. Los objetos están magnetizados con el poder que da la intención, que no es otra que empoderar a la MUJER, o a quién lleve la prenda en cuestión.

Sin duda la belleza es cara, porque también está el espíritu del artista, que cultivo a diario, y que tiene bastante de especial por estar concebida en el mundo RURAL: con la calma, con otros tiempos que no incluyen ni la velocidad ni las prisas; cerca de la NATURALEZA, respetándola, e integrándola lo más posible, con los tintes naturales, y los ritmos que ella impone, con sus estaciones y otros imponderables.

Así que no tengo más que deciros que este que hacer no es un hobby, sino una manera de estar en el mundo, tratando de apostar por una alternativa SOSTENIBLE. ¿Qué quiero decir con esto?, pues que son objetos que pueden durar toda una vida, si los cuidas, como te cuidas a ti mism@.

Además es una nueva forma de vida, sin duda política, dónde se plantea minimizar el consumo, y vivir con pocas cosas, que hay que valorar y mantener con cariño, como uno se debe cuidar a sí mismo, y desde ahí poder cuidar a los demás: CON AMOR.

No os digo más de momento. Ya seguiremos conversando, contemplando como nos transforma el mundo en que vivimos, y cómo nos posicionamos buscando una nueva forma de comunicarnos con la VIDA, que no sea el consumismo voraz.

Un fuerte abrazo y cuidadosos mucho.

La ARTESANIA es un LUJO, y una elección de CALIDAD de VIDA.

PYRENES

       

                 Pyrenes es un proyecto de diseño textil en el mundo rural del Pirineo aragonés.

Su propósito es crear un producto genuino pirenaico, a través de la estampación serigráfica.
De la estampación, ya conocemos parte de su proceso, porque está descrito en el capitulo anterior, que se llama: ¿qué es la serigrafía?.
 Se trata de ilustrar con motivos estampados en tela,(y confeccionarlos después), aquellos sabores y recuerdos de nuestros ancestros, que nos dejaron un legado cultural, hoy prácticamnete inexistente. Sin embargo, ¡algunos estamos en la recuperación de ese patrimonio!.
 Para entender de lo que hablo, realizaré una exposición en Jaca, en el Palacio de Congresos, del 15 de julio al 7 de septiembre, si Dios quiere. Y os haré unos anticipos del trabajo a exponer, en el próximo capítulo.
De momento os pongo en manifiesto sus fines y sus actividades, a las que hemos dado forma en una, de momento pequeña, Asociación Cultural Pyrenes, diseño y artesanía del Pirineo.
QUEREMOS:
– REcuperar las artesanías textiles, desde un punto de vista innovador, desde un lugar respetuoso con la Naturaleza y los seres sensibles que habitan en ella.

– REcuperar la tejeduría tradicional y los procesos de manufactura de sus tratamientos, especialmente de la lana.
– REvitalizar la memoria histórica, y la difusión del patrimonio cultural del Pirineo, especialmente el aragonés.
– REvalorizar la tarea artesana como fuente de bienestar, tanto para el que lo hace como para el que lo utiliza.

 Para llevar a cabo esta labor, NOS PROPONEMOS REALIZAR:
 – Unos talleres de enseñanza, y aprendizaje relativos a las artesanías y oficios textiles, y especialmente con la estampación serigráfica.
– Estudios de investigación sobre las tradiciones ancestrales del Pirineo, que nos permitan comprender e innovar.
 – La creación de una linea de diseño que entronque en el mercado, como producto
personalizado, frente a la industrialización y el mercado de masas.
 – La difusión de la Asociación y su trabajo, a través de actividades que contemplen los objetivos de estos estatutos.

Invitando a nuestros ancestros….

El retorno a los origenes

 A raíz de algunos problemas laborales, me sentí muy desubicada en el mundo, y decidí ir a ver unas “Cuevas de la Fertilidad”, que ha descubierto y muestra mi amiga Alicia Gallán. Son unas cuevas con forma uterina que existen en gran proporción en la provincia de Huesca.
 En aquella noche de primavera, en la que dormimos al aire libre, en un mundo muy alejado del nuestro, el neolítico, dónde entonces se supone que existía el matriarcado, me encontré con una persona que me indujo a realizar grandes cambios en mi vida. Tal es así, que decidí venir a vivir al campo, a la montaña, a una casa que compré en ruinas en el 2002, en el Pirineo oscense, y que he ido arreglando como he podido, poco a poco durante 12 años.
  Esta fué la casa de la que me enamoré, a pesar de que me tomaron por loca, loca, loca.

 Pero volvamos al relato: hoy ya no es así. Sino de esta otra manera:

   Así que después de muchas vicisitudes, me hayo ubicada en otro espacio tiempo.
  Del amigo que me animó a subirme a vivir a la montaña, apenas tengo noticias, pero lo que si sé es que gracias a él estoy en este lugar, dónde viven los duendes y con ellos me relaciono de continuo. También él tomó la decisión de rescatar algunas de las sabidurías perdidas del Pirineo como son sus músicas tradiconales y ancestrales, amén de semillas y procemientos.

 La crisis que vivimos y mi espiritualidad dieron sentido a mi existencia, de nuevo, y me di cuenta de que este era el mejor lugar para reflexionar sobre el consumo y aprender a renunciar a muchas cosas, amén de los lujos de la ciudad: la comodidad.
  Este lugar contribuye ahora mismo a transformar mi mundo. Mi amigo me regalo un antiguo telar de tejeduría tradicional que me ha hecho conectar con las sabidurías perdidas, nuestra conexión con la madre Tierra, y observar la naturaleza interdependiente de las cosas. He vuelto a encontrarme con los ideales que tenía a los mis 23 años, y decir que me siento cerca del pleistoceno.

Como el ambiente puede ser bastante hostil, me he metido de lleno en mi creatividad, y estoy transformando mis procedimientos.
Este es mi taller actual:

 Aquí podéis ver el telar de bajo lizo que me regalo Álvaro de la Torre.

   Estas lanas, con las que me estoy tejiendo una prenda de vestir, están teñidas con las cáscaras de nuez, del nogal que tengo en el jardín de casa.
Los marrones son espectaculares, aunque la foto no diga mucho.

 Se tiñen con agua de lluvia que recojo en la bañera, y en el pozo que es la caseta de piedra que se ve en la parte derecha.

Ahora me esperan otras madejas para teñir de otros colores que la misma naturaleza nos proporciona con sus plantas e insectos.

He aquí algunas piezas de principiante que realicé en el curso de aprendizaje, en el Taller del Telar de Triste. También están teñidas a mano, con tintes naturales, y están realizadas por mí, obviamente.

   Y esto es todo por ahora.  El proyecto creativo es a medio y largo plazo, porque el trabajo artesanal es lento y laborioso. Aquí en el mundo rural, dónde desaparecieron estos telares en su día, aún se puede comprender su utilidad, y sobre todo son entrañables!.
La conexión con los ancestros es inmediata.

La trayectoria textil

De coser telas pasé, como el que no quiere la cosa, al collage sobre mis diseños en batik. Otro mundo de la expresión plástica, del que tengo guardadas varias maletas.
 Esta fué la introducción a los diseños estampados.
“Arabescos” se llamó la exposición que realicé con todo este material en la Sala Carderera del Ayuntamiento de Huesca,  dónde la pieza de debajo de este párrafo fué principal en la exposición.
Aquí estoy yo, disfrazada de pájaro, mostrando “El diluvio universal”.

Entonces llegué a Zaragoza y me encontré con la serigrafía.

Esta pieza se expuso en la inauguración de la Cárcel de Zuera (2001), en una exposición colectiva, organizada  con la intención de dar cierto crédito a los valores humanos.
El fondo es un batik, aunque las figuras están estampadas con serigrafía.

 Y aquí la instalación “Hemisferios” que hicimos, con ayuda
de Santiago Bolea (que posa en la foto), para “Con-mutaciones”, unas
jornadas artísticas que comisario el Colectivo Pértiga. En la fotografía
se puede ver la instalación y sobre el tejido ignífugo la estampación
de los continentes repartidos por en los dos  hemisferios según la
proyección de Peters. Se colocó en la Facultad de Medicina de
Zaragoza, también en el 2001.


  

mi curriculum ilustrado

 A los 18 años, después de algunos pinitos por academias madrileñas, incluida la escuela de Artes y Oficios de la calle de la Palma, fuí a dar con el Taller Villalar, un estudio de dibujo, pintura, y cerámica, que marcó mi vida para siempre. Aquel taller, sus maestras y componentes fueron un núcleo de modernidad, para mí. Al lado teníamos el estudio del fotógrafo Tino Calabuig. Con ellos y otros tantos, viví la movida madrileña. Con las chicas del Taller Villlalar  consolidé mi formación como artista, y gracias a ellas establecí  unos buenos pilares dónde asentar todos  los demás criterios que vinieron a continuación.
La pieza fotografiada en la parte superior del párrafo, la realicé en el taller de cerámica, y fué seleccionada personalmente por Juana Mordó, para una exposición colectiva que comisarió con Cruz Roja, en 1980, en la que participé.

   De aquella andadura resultó que salí pintora. Me encontré con la
figuración  pintando al óleo ambientes de bares y otras escenas, de las
que sólo conservo fotografías. Los cuadros fueron paulatinamente
vendidos y abandonados según el itinerario de mudanzas, que
seleccionaban la carga del camino a recorrer. Estos son de los años 80.
Entonces muy influenciada por Dubuffet, entre otros. Y  licenciada en el 84.

   La abstracción la encontré con el material textil. Esta es una instalación que realicé , en el 93, en el Círculo de Bellas Artes, de Madrid, en el hueco de las escaleras, en un evento multitudinario de proyectos artísticos de interés. Los paños cosidos pendían de un tubo de metracrilato hueco, sin más. También hubo trabajo vendido y guardado, y también conservo fotos.

  Todavía seguí pintando al óleo, pero con menos frecuencia porque el textil empezó a ganar terreno. Aunque el cuadro no sale entero, por alguna razón que desconozco, este es el Bar la Estrella, en Huesca, que realicé el 1994, nada más llegar a la ciudad, y  muy impactada por el ambiente bohemio del lugar.

Y este cuadro es una de los últimas escenas que conservo, “El infierno” de la serie los Pecados Capitales, inspirados en la tabla de El Bosco, y que expuse en el Casino de Huesca en el 95.
 A partir de entonces el material textil ocupó toda mi atención.